Francia hace foco en el scrum pensando en lo que viene

Poirot afirma que el partido contra el XV de la Rosa será un anticipo de la intensidad que tendrán de los cuartos de final.

KUMAMOTO, 7 de octubre - Jefferson Poirot terminó el partido contra Tonga preocupado por cómo la selección isleña dominó el scrum ante la teórica superioridad francesa en las formaciones fijas. Una faceta del juego que Les Bleus tendrán que tener lista para enfrentar a Inglaterra el próximo domingo en el encuentro con el que se dirimirá el liderato del Grupo C.

Poirot, que comenzó el partido como pilar izquierdo del scrum de Francia, fue uno de los forwards más destacados de su equipo y aun así, no acabó satisfecho con su desempeño. Francia ganó los dos scrums en los que Poirot participó con introducción propia pero, durante los minutos que estuvo en el campo, apenas incomodaron al pack de forwards tongano.

“No fuimos demasiado buenos en esta faceta pero ahora mismo no puedo explicar por qué”, sostuvo el capitán transitorio de Francia tras la suplencia de Guilhem Guirado. “Tenemos que trabajar esta semana para estar mejor parados en esta faceta y desarrollar nuestro juego”, advirtió.  

“Nuestro scrum no nos dejó hacer lo que queríamos, no pudimos atacar desde ahí, necesitamos mejorar”, explicó acerca de una de las razones de la escasa victoria por 23-21 ante Tonga.

Desde la pasada Copa Mundial, además, Inglaterra domina en los duelos entre ambas selecciones. La Rosa venció en Twickenham en 2017 y 2019 y disfrutó de una victoria por 31-21 en el Stade de France que les abrió las puertas del Grand Slam en 2016.

Francia solo logró imponerse a sus vecinos del Canal de la Mancha en 2018 cuando vencieron en París por 22-16; un partido en el que Poirot también fue titular.

Una victoria el domingo establecerá la diferencia entre enfrentar a Gales o Australia en cuartos de final, dos selecciones que tampoco traen demasiados buenos recuerdos a los del Gallo en el último ciclo entre mundiales. En 2016 cayeron ante los Wallabies mientras que en los duelos anuales por el Seis Naciones, el XV del Dragón ha vencido en tres de los últimos cuatro compromisos. Con especial contundencia el pasado invierno cuando los galeses remontaron un 16-0 al descanso en París para imponerse por 24-19.

“El partido contra Inglaterra es importante para preparase para los cuartos de final”, sostuvo Poirot. “Tanto si es Australia o Gales, los dos ofrecerán la misma intensidad que los ingleses. Es un partido en el que todos mediremos nuestro progreso”, explicó para evidenciar que, “como francés” ama jugar contra Inglaterra.

RNS ji/js/djk/ajr/jca/me/np