Uruguay y una nueva final por delante

Cada partido de Los Teros ha tenido una motivación especial y el último compromiso ante Gales también la tiene. No es sólo una posible clasificación directa a Francia 2023, sino seguir demostrando que el equipo ha crecido.

KUMAMOTO, 11 de octubre - Uruguay saldrá a jugar contra Gales su último partido del Grupo D con una motivación extra. Si eventualmente gana, clasifica directo a la próxima Copa Mundial de Rugby, sin tener que jugar ninguna eliminatoria. Para Los Teros, como todos los encuentros de esta RWC, el que afrontará ante el equipo del Dragón representa una final.

Enfrentar al segundo del ranking puede tomarse como un hecho quijotesco. Ir a pelear contra molinos de viento. Sólo hay un detalle: a Uruguay no le importa demasiado, porque es su rival de turno el que tiene todas las obligaciones de demostrar su superioridad. A Los Teros lo único que les importa es seguir mejorando en cada presentación contra equipos del Tier 1, algo que no abunda. Y todos, sean jugadores o staff, saben qué es lo que hay que hacer bien y lo que necesitan no hacer mal, para que el partido sea el mejor de la serie de cuatro de esta RWC.

Por eso, Esteban Meneses va con un equipo que está, además de en buen estado físico, con ganas de dar un paso más. Todos interpretan que eso significa ganar. Para el equipo charrúa, "ganar" es un verbo que tiene muchas más aristas y acepciones que las que tiene. ¿Ganar? Se pueden ganar muchas cosas además del partido.

Uruguay lo sabe. Por eso, realiza 9 cambios respecto del XV que jugó con Australia en Oita. De aquel equipo sólo se mantendrán 6 jugadores en campo. El resto, llega con todas las ganas de seguir shockeando al mundo que, cabe aclararlo las veces que sea necesario, no siempre es sólo ganar. No para Uruguay.

Sólo tres de los forwards titulares y tres backs se mantendrán en el equipo. Las modificaciones en el resto de la formación las explica el entrenador Esteban Meneses: "tenemos un equipo con piernas frescas porque vamos a necesitarlas. Gales es el número dos del ranking, pone un equipo muy fuerte, con jugadores de mucho peso y experiencia y necesitamos hacer un esfuerzo aún mayor que ante Australia, porque es un equipo más físico, más directo en ataque y en defensa. Va a ser un prueba muy dura desde ya, y vamos a afrontarla con el mismo entusiasmo con el que afrontamos todos los partidos. Es una oportunidad única de medirnos contra rivales del Tier 1", afirmó.

El capitán Juan Manuel Gaminara aprovechó para pedir "más partidos contra equipos del Tier 1 como Escocia o Italia, o del top del Tier 2 como Georgia o Fiji, eso nos vendría bárbaro. Nos daría un roce que hoy no tenemos y que nos sería muy útil y que, creo, estamos en condiciones de afrontar".

Por lo pronto, el último acto para Los Teros en el Mundial está a punto de comenzar. Es un acto que puede dejarlos en el Mundial 2023. Es un partido con un valor y motivaciones de sobra. Lo saben, y van por él.

 

RNS ea/me