Irlanda toma confianza del pasado de cara a los cuartos de final

El experimentado pilar de Irlanda, Tadhg Furlong, fue parte de los triunfos del Trébol sobre Sudáfrica y Nueva Zelanda en los últimos años, los posibles rivales en los cuartos de final de la Copa Mundial 2019.

FUKUOKA, 13 de octubre – Los triunfos recientes ante Nueva Zelanda y Sudáfrica no pesarán mucho cuando Irlanda se enfrente a uno de los dos gigantes del hemisferio sur en los cuartos de final de la Copa Mundial de Rugby 2019 la semana próxima, afirma el pilar Tadhg Furlong.

El poderoso hombre de 26 años, quien anotó un memorable try en la victoria 47-5 ante Samoa el sábado, fue parte de ambos equipos de Irlanda que en 2016 y 2017 les ganaron a ambos potenciales rivales en los cuartos de final.

“Supongo que puedes obtener un poco de confianza de eso, pero el rugby evoluciona y lo hace rápido”, dijo el domingo, luego de “cuatro o cinco” horas de sueño después del impresionante desempeño de Irlanda.

“No hemos jugado contra ellos en años, o un año si hablas de Nueva Zelanda, pero el rugby cambia, las cosas cambian, los sistemas cambian. Nos da confianza de que podemos tener resultados como esos, pero al mismo tiempo, no te garantiza nada. No significa que vas a salir a jugar y hacerlo con el mismo plan que antes”.

Furlong fue una fuerza poderosa mientras Irlanda se imponía a los samoanos con cuatro tries en la primera mitad, antes de ser reemplazo cuatro minutos entrado el segundo tiempo.

“Lo más importante es recuperarse, intentar dormir un poco esta noche y encarar la semana. Es como cualquier partido de rugby que juegas, pero como parte de los cinco delanteros, se trata de ser tan físico como puedas y desear de terminar arriba en el partido”, dijo.

El jugador de Leinster rompió en risas cuando se le preguntó sobre qué estaba pensando al momento de sobrepasar cuatro defensores para su try. “Nada”, respondió. “Es una locura cuando ves las cosas nuevamente y no tienes idea de cómo y cuándo pasaron”.

"Supongo que cuando llevas la pelota adelante solamente tratas de ganar ese contacto inicial, mantener tus pies en movimiento, y terminas donde terminas, realmente”.

Lo único decepcionante para Irlanda fue la tarjeta roja mostrada al centro, Bundee Aki, por un tackle alto, que sacó del partido al apertura de Samoa, Ulupano Seuteni. Aki compadecerá ante un Comité Judicial Independiente presidido por Adam Casselden SC (Australia) en Tokio el lunes por la mañana.

El entrenador de defensa de Irlanda, Andy Farrel, dijo al respecto: “No hemos visto el informe del referee todavía, por lo que es difícil de comentar. Siento lástima por todos los que reciben tarjeta roja. No conozco a nadie que juegue este deporte y que quiera hacer algo para merecer una tarjeta roja.”

"Es muy difícil para juzgar. Puedes pasarlo en cámara lenta y todos comentarán 'Oh, ¿qué si esto sucedía? ¿Qué si esto otro pasaba?’.”

 

Irlanda nunca ha superado la instancia de cuartos de final y, si bien están conformes con cómo ejecutaron el plan de juego ante Samoa, Farrel sugirió que se están moviendo hacia territorio desconocido, siendo que enfrentarán la próxima semana en Tokio a los bicampeones mundiales o a los Springboks.

"Fue un buen partido el que jugamos ayer”, dijo. “¿Será suficiente? ¿Quién sabe? No lo sabemos. Todo lo que necesitamos hacer en un partido de cuartos de final es ganar”.

"A final del día, el partido toma su propio rumbo y lo que necesitas es controlar las circunstancias que se te presentan en el momento”.

RNS ae/djk/ajr/fo/jg