Namibia trabaja duro y no pone excusas

El tifón Hagibis no le permitió a los Welwitschias jugar su último partido en esta RWC, pero el médico del equipo y veterano de tres Copas Mundiales ha ayudado a sembrar el tono de "no hay excusas" dentro del plantel.

KAMAISHI, 13 de octubre – El clima le impidió a los Welwitschias ponerle fin a su racha de 22 partidos sin ganar en Copa Mundial, pero no escucharás ni una queja al respecto. Su oficial médico no consentiría tales comentarios.

Un veterano de tres RWC y tres Junior World Trophies, el Dr. Vernon Morkel ha ayudado a sembrar el tono de “no hay excusas” en el equipo de Namibia. El segundo mejor equipo de África se retirará de la competencia sabiendo que dejó todo dentro del campo de juego.

“Durante mi tiempo, he visto que cuando los jugadores fallan culpan a otras personas, a otras cosas, pero nunca a ellos mismos. Siempre ha habido excusas. Por eso es que las hacemos a un lado”, dijo.

“Les damos el mejor cuidado médico, la mejor preparación física y con los mejores entrenadores, la mejor recuperación y nutrición, todo. Para que al final del día, cuando entren a la cancha, no tengan excusas para no rendir”.

Ha sido algo en lo que el fisioterapeuta, Innis Erasmus, también ha trabajado. Lidera con el ejemplo. Mudó su familia a Namibia desde Sudáfrica para poder preparar a los jugadores para esta competencia.

“Queremos proveer a las naciones de Tier 2 un manejo de Tier 1 para que a final de cuentas no tengan excusas para no ganar un partido en Capa Mundial”, dijo.

Mientras que sus rivales del domingo empiezan a ver los frutos que el profesionalismo de la Major League Rugby deja, el plantel de Namibia todavía se mantiene construido sobre las bases del deporte amateur.

“Los jugadores hacen las pequeñas cosas extremadamente bien, en términos de recuperación y alimentación”, dice el fisioterapeuta del equipo, Aneurin Robyn. “Como no son profesionales, necesitan cuidar mejor de sus cuerpos porque ellos trabajan, duermen menos, tienen estrés”.

Dijo el Dr Morkel que son estas experiencias las que han inculcado una autosuficiencia dentro del grupo que les servirá de buena manera, a medida que avancen desde este torneo y fijen su mirada en la Rugby World Cup Francia 2023. 

“Hay algo que todos estamos buscando: lograr una victoria”, dijo. “Sería una recompensa por todo el trabajo duro. El país lo merece. Nos pondría en el mapa para más patrocinadores y más participación y entusiasmo del deporte en los chicos”.

“Representar a mi país en una Copa Mundial es un gran honor y un privilegio. No importa qué es lo que haces en tu vida, quieres alcanzar el pináculo”.

“He estado en tres Copas Mundiales, en tres Junior World Trophies. He visitado más de 20 países solamente por el rugby. He conocido muchas personas a lo largo del mundo y nada puede hacer desaparecer eso. La plata no puede comprar esas experiencias”.

RNS sr/ajr/fo/jg