Leitch se cuida del peligro de festejar demasiado pronto

El capitán de Japón busca consejos del ex futbolista Tsuneyasu Miyamoto quien participó del Mundial de Fútbol en 2002, así como de algunos ex All Blacks, en su afán por mantener el momentum.

YOKOHAMA, 14 de octubre – La última vez que Japón organizó una Copa del Mundo fue en el 2002 y la pelota era redonda. Los recuerdos de ese evento son una lección para el capitán de Japón, Michael Leitch y sus compañeros de equipo.

Los Brave Blossoms han disfrutado de un viaje increíble desde el 2011 pero el tercera línea en insiste que, aunque el camino fue memorable, todavía no es momento de celebrar. El seleccionado de fútbol de Japón no tuvo en cuenta eso en el 2002 y pagó el precio.

En una noche de insomnio después de su histórica victoria sobre Escocia, que selló su pase a los cuartos de final en una RWC por primera vez, Leitch repasó lo lejos ha llegado su equipo en ocho cortos años.

"En realidad no dormí. Estaba en mi cama a la 1:30 y estoy despierto desde entonces, así que hoy estoy un poco lento", dijo, frente a los medios de comunicación 12 horas después de la victoria.

“Miro hacia atrás y veo lo mucho que creció este equipo desde el 2011. Da miedo”.

"Hicimos historia, pero lo que tenemos por delante es importante. Este no es el objetivo. La meta es ganar el próximo partido y luego el siguiente. Lo importante es ganar el partido que tenemos enfrente. Queremos hacer aún más historia para Japón”.

"Tuve la oportunidad de hablar con el capitán de ese entonces (Tsuneyasu Miyamoto, capitán de Japón en 2002) y lo que me dijo fue que pensaron que habían logrado sus objetivos después de asegurarse un lugar entre los últimos 16 y ya estaban celebrando en el inicio de la semana siguiente".

El seleccionado de fútbol perdió luego ante Turquía por 1-0, por lo que Leitch está aprendiendo cómo él y su equipo podrían evitar el mismo destino cuando juegan Sudáfrica en los cuartos de final.

Como parte de su planificación, Leitch también tiene la intención de hablar con jugadores de rugby exitosos para averiguar qué es lo que los convierte en ganadores.

"Quiero aprender sobre eso ahora. Enfrenté a muchos All Blacks a lo largo de mi carrera, como Richard Kahui, Stephen Donald, Cory Jane, y quiero escuchar lo que ellos dicen sobre cómo pasaron ese momento y qué fue lo que hicieron", dijo Leitch.

Con la victoria con punto bonus sobre los escoses, los anfitriones terminaron encabezando el Grupo A con cuatro victorias en cuatro partidos y subieron al séptimo lugar del ranking mundial, superando a Francia.

Un equipo que había ganado sólo una vez en 24 partidos de la Copa del Mundo antes de la edición del 2015 en Inglaterra, ganó desde entonces siete de ocho partidos, entre los que hubo tres victorias sobre seleccionados del Tier 1.

Ahora tienen por delante otro partido contra Sudáfrica, el domingo en Tokio. Los Springboks se "vengaron" de Japón con una victoria de 41-7 en el partido de preparación el 6 de septiembre, cuatro años después del milagro de Brighton, pero el capitán de Japón cree que esa derrota del mes pasado los ayudará en su tercer encuentro.

"La última vez que los enfrentamos veníamos de la Pacific Nations Cup (la cual Japón ganó) y fue un gran cambio pasar de enfrentar a equipos del Tier 2 a medirnos con un Tier 1”, explicó. "Pero aprendimos muchas lecciones. Cuando nos concentramos demasiado, no pudimos ver el espacio que teníamos. Había espacio y tuvimos posibilidades, pero cometimos errores en momentos importantes”.


RNS mn/js/pp/bo/vw/np