Gales, con el promedio de edad ideal para quedarse con la RWC

Los analistas de Rugby News Service sugieren que el equipo del Dragón podría tener la mezcla perfecta de juventud y experiencia para quedarse con el torneo.

TOKIO, 17 de octubre – Después de ver a su equipo completar el Grand Slam de las Seis Naciones de este año, los fanáticos de Gales siempre se mostraron optimistas sobre las posibilidades de su equipo para la Copa Mundial de Rugby 2019.

Los resultados durante la fase de grupos, en la que Gales venció a Australia en una RWC por primera vez desde 1987, antes de finalizar en la primera posición del Grupo D con cuatro victorias sobre cuatro partidos, han aumentado las esperanzas de que este sea su momento para brillar en el escenario más grande de todos.

Con una mezcla de experimentados y viejos líderes como Alun Wyn Jones, Liam Williams, y Jonathan Davies, combinados con talentos jóvenes y emocionantes, incluido Josh Adams, ¿podrá finalmente Gales tener la combinación correcta de juventud y experiencia para llegar hasta el final?

Según las edades de los equipos ganadores en todas las Copas Mundiales anteriores desde 1987 hasta 2015, parece que podrían lograrlo.

El equipo de analistas de RugbyWorldCup.com analizó el promedio de edad de los ocho planteles victoriosos y los comparó con los equipos de cuartos de final de este año. Según estos datos, Gales parece estar en la mejor posición.

En promedio, el equipo ganador de la Copa Mundial tiene una edad de 27 años y 258 días. Con una edad promedio de 27 años y 246 días, los números de Gales en 2019 son los más cercanos a este punto de referencia.

En 2011, cuando Gales sufrió agónicamente en la semifinal a manos de Francia, sumado a la tarjeta roja a Sam Warburton y la despiadada efectividad con el pie de Morgan Parra, el promedio de edad de ese equipo era de 26 años y 158 días. Esa relativa falta de experiencia podría haberles resultado costosa ya que, excepto Nueva Zelanda en 1987, ningún país ha ganado la Rugby World Cup con un equipo tan joven.

Esta vez podría ser Francia quien termine siendo perjudicado por su inexperiencia en el cruce de cuartos de final del domingo. Les Bleus tienen, cómodamente, el plantel más joven de los ocho equipos en cuartos de final, con un promedio de edad de 26 años y 344 días.

En su llegada al torneo, fue Nueva Zelanda el que recibió críticas desde la prensa de su país por tener un equipo que fue percibido como muy grande, pero con un promedio de edad de 28 años y 35 días, el plantel de los All Blacks no está lejos de la marca.

Casualmente, en las dos pasadas Rugby World Cups, los All Blacks han ganado el torneo con equipos apenas mayores en promedio. El plantel del 2011 tenía 28 años y 127 días en promedio, y el de 2015 tenía 29 años y 43 días.

Habiendo introducido algunas nuevas estrellas en la RWC 2019 para balancear la experiencia de Beauden Barrett, Sam Whitelock y Sonny Bill Williams, ellos se sentirán perfectamente preparados.

RNS dc/pp/ajr/gr/jg