Gales piensa en cómo neutralizar una amenaza llamada Cheslin Kolbe

El entrenador de defensa, Shaun Edwards, alertó del peligro que genera el wing sudafricano y comparó su velocidad con la del ex jugador de Inglaterra y campeón de la RWC 2003, Jason Robinson.

TOKIO, 22 de octubre - Shaun Edwards fue muy claro a la hora de señalar al jugador más peligroso que tiene el futuro rival de Gales en las semifinales de la RWC 2019 y ese es el wing Cheslin Kolbe.

Con el objetivo puesto en llegar a la final, el entrenador asistente del XV del Dragón comparó la velocidad del jugador de los Boks con un ex compañero del Rugby League como Jason Robinson. El ex wing inglés fue una verdadera máquina de hacer tries y se consagró campeón con el XV de la Rosa en la Rugby World Cup 2003.

"Si tenés ganas de ver un partido de rugby, tenés que ir y ver jugar a Cheslin Kolbe. No podemos sacarle los ojos de encima", aseguró Edwards de 53 años.


Además agregó que "es uno de los jugadores más dinámicos que he visto. Y eso que tuve la suerte de jugar junto a Jason Robinson (en la foto abajo marcando un try contra Australia en RWC 2003) varios años. Fui su capitán en Wigan cuando primero vino a este equipo",

"Kolbe es muy similar a Jason ya que es increíblemente explosivo, bajo de estatura y va en contra de una falsa suposición de que tenés que ser grande de tamaño para jugar al rugby".

"Si mirás la línea de Inglaterra ellos no son inmensos pero tienen muchas cualidades al igual que Nueva Zelanda. Es un juego lleno de formas y tamaños, espero que esto pueda seguir siempre".

Edwards espera una verdadera confrontación física ante el pack sudafricano con el objetivo de doblegarlo para llegar a una final por primera vez en su historia. Pero igualmente sabe que el rival tiene ritmo para jugar afuera.

"Tienen una velocidad asombrosa en las puntas, si se corriera una 4x100 con relevos de todos los equipos seguramente la ganarían. Va a ser nuestro mayor test a nivel físico, ellos tienen un pack de forwards inmenso que quieren quebrar la línea de ventaja".

"Será una verdadera confrontación en esta línea, te va a marcar algo esto? Sí, será un gran indicador para poder ganar o perder en defensa".

"Necesitamos volver a esa línea de 14 puntos que nos marcaban en el Seis Naciones, estamos cinco puntos arriba con un promedio de 18 o 19 tantos en contra por partido. Tampoco está mal esto, está bastante bien. Si podemos bajar a 13 o 15 puntos tendremos más chances".

"Tenemos una racha positiva ante Sudáfrica en el pasado reciente, pero como nos pasó ante Francia estos partidos pueden definirse por un punto".

"Esto es los más emocionante de una RWC ya que vas a jugar un partido y uno no sabe realmente quién va a ganar".

El entrenador asistente de Gales, que se mudará a Francia después del torneo, está saboreando la chance de despedirse del equipo lo más arriba posible, después de haber sido parte del staff que llevó a este equipo a la semifinal de la RWC 2011 y a los cuartos de final de la RWC 2015.

"Es cuestión de aprovechar el momento, estas oportunidades no aparecen muy seguido. En un año y medio no hemos perdido partidos en ninguna competencia, sólo algunos amistosos en el verano".

"Probablemente tengamos un poco más de confianza que en el 2011, creemos en nuestro plan de juego y en la manera que queremos jugar. ¿Somos mejores como equipo? No estoy seguro, lo sabremos el domingo".

El conjunto galés convocó al jugador Owen Lane que puede desempeñarse como centro o wing en reemplazo del del tercera línea Josh Navidi que tuvo que dejar la RWC por una lesión en el isquiotibial en la victoria 20-19 ante Francia por los cuartos de final .

RNS ig/js/icr/me/np