Una decisión difícil

El entrenador de forwards de Gales, Robin McBryde, perdió a su madre pero decidió permanecer en Japón porque sabe que "es lo que ella hubiera querido".

TOKIO, 22 de octubre - El entrenador de forwards de Gales, Robin McBryde, permanecerá con el plantel en Japón después de haber conocido la triste noticia que su madre Diana había fallecido.

McBryde, de 49 años de edad, habló con su familia antes de tomar la decisión de quedarse en la RWC 2019, con el partido que se avecina en una de las semifinales que tendrá a Gales enfrentando a Sudáfrica el próximo domingo en Yokohama.

"Tuve un apoyo enorme del plantel y del staff, y con el respaldo de mi familia que me pidió que me quede acá", contó.

"Mi madre era mi principal fan y como cualquier familiar siempre quiso lo mejor para mí. Sé que esto es lo que ella hubiera querido".

"Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle a todo el personal del Ward Cybi, Ysbyty Gwynedd (Bangor Hospital) por el cuidado y la atención que recibió mi madre".

El entrenador Warren Gatland dijo que "el plantel de Gales y los managers junto a la Welsh Rugby Union queremos expresarles nuestras más sinceras condolencias a Robin y su familia por el reciente fallecimiento de su madre Diana".

Al finalizar, Gatland indicó que "Robin está orgulloso de la familia que tiene y estamos acá para apoyarlo en este difícil momento".

RNS ig/js/ns/me/np