El XV de la Rosa presenta sus credenciales con grandes actuaciones

El camino del equipo de Eddie Jones hacia la final se cimentó en una fase de grupos perfecta, antes de imponerse con autoridad ante Australia y Nueva Zelanda.

TOKIO, 31 de octubre - Estos fueron los distintos escollos que Inglaterra debió superar para llegar a la final de la Copa Mundial del próximo sábado en el International Stadium Yokohama, donde se medirá frente a Sudáfrica. 

Partido 1, Grupo C, Sapporo Dome, 22 de septiembre
Inglaterra 35-3 Tonga
Los británicos entendieron que sería un duelo extremadamente físico en el momento en el que Billy Vunipola fue al suelo después de un tackle demoledor y les tomó hasta cuatro minutos antes del final del partido asegurarse el punto bonus, cuando Luke Cowan Dickie logró apoyar tras haber intentado percudir de variadas formas. Inglaterra le confió toda la inspiración a Manu Tuilagi quien cruzó dos veces el ingoal. Por otro lado, el partido tuvo un significado especial para el jugador de Tonga Nasi Manu, quien jugó por primera vez un partido de test match tras su tratamiento contra el cáncer. 

Partido 2, Grupo C, Kobe Misaki Stadium, 26 de septiembre
Inglaterra 45-7 EE.UU.
Con solo cuatro días de descanso y el vuelo desde Sapporo en el medio, esta siempre iba a ser una tarea difícil. Con un 80 por ciento de humedad bajo el techo del estadio, nadie estuvo cómodo. Cowan-Dickie volvió a anotar, el ala de Estados Unidos, John Quill vio la tarjeta roja por un tackle peligroso a Owen Farrell y el notable George Ford dirigió una victoria contundente que acabó incluyendo siete tries.

Partido 3, Grupo C, Tokyo Stadium, 5 de octubre
Inglaterra 39-10 Argentina
El partido comenzaba a ser de las pruebas más difíciles hasta el momento para el equipo inglés, al menos hasta que el segunda línea de Argentina Tomás Lavanini, vio la tarjeta roja por un tackle alto contra Farrell, otra vez, el objetivo de sus rivales. La expulsión después de solo 18 minutos de juego dejó a Los Pumas con demasiado trabajo por hacer. Pese a que Farrell no tuvo su mejor tarde con los envíos a los palos, Inglaterra finalizó el encuentro con seis tries. Por tercer partido consecutivo, Cowan-Dickie volvió a apoyar un try. Con su tercera victoria consecutiva con bonus, Inglaterra fue el primer equipo en clasificar a los cuartos de final. El último partido de la primera fase con Francia determinaría el líder del grupo.

Partido 4, Grupo C, International Stadium Yokohama, 12 de octubre
Inglaterra v Francia, Cancelado
El partido fue cancelado por la llegada del Tifón Hagibis. Ambos equipos recibieron dos puntos en la tabla de posiciones, lo que confirmó a Inglaterra como primero en su Grupo. El equipo luego viajó a Miyazaki para entrenarse y, según su entrenador Jones, para probar una carne excelente . 

Partido 5, cuartos de final, Oita Stadium, 19 de octubre
Inglaterra 40-16 Australia
Un gran día para Jonny May en el que anotó dos tries y celebró su cap número 50. Jones elevó su récord sobre Michael Cheika a 7 partidos a 0. Farrell mejoró con el pie para anotar sus ocho intentos a los postes y 20 puntos en total. En el breakdown, Sam Underhill y Tom Curry eclipsaron a sus héroes Michael Hooper y David Pocock. La convincente victoria confirmó a Inglaterra como candidato al título y dio la oportunidad a Henry Slade de recordarle a todo el mundo sus destrezas. Sobre el final, Ford ingresó desde el banco de suplentes para reemplazar a Farrell como apertura.

Partido 6, semifinal, International Stadium Yokohama, 26 de octubre
Inglaterra 19-7 Nueva Zelanda
El marcador no refleja el dominio de Inglaterra durante todo el partido ante el número 1 del mundo que intentaría llegar a la final para ir en busca de su tercer título consecutivo. Los dirigidos por Eddie Jones vieron cómo dos acciones de try eran anuladas por un fuera de juego y un knock-on en un maul ofensivo, y como May, quien luego saldría del campo de juego con alguna molestia física, desaprovechaba otra gloriosa oportunidad. Ford regresó como titular y asumió la dirección del equipo, también se hizo cargo de las patadas luego de que Farrell se resintiera de una dolencia en una pierna. Sin embargo, Farrell se mantuvo en el campo y continuó aportándole al equipo su buen juicio, aprovechando su mente de rugby fría y calculadora.

RNS cj/js/ar/ajr/co/jca/fo/np